És on

Siento que tengo tantas ganas de contar cosas, de compartir mis ideas, de dar a conocer emociones, de no fingir gratitud, de estar completamente expuesta, de no tener filtro. Solo contar y contar sin restricciones. Al mismo tiempo, no sé que es lo que tengo dentro, no lo asumo, no lo concreto en mi mente, tampoco en mi corazón. Solo siento, siento varias cosas y a la vez me obligo a sentir nada. Porque no vale la pena calentarse la cabeza con eso que ni sabes qué es.
Me siento frustrada. Tengo muchos sueños, muchas metas. Quiero que me escuchen sin juzgar, sin consejos. Solo escuchar. Quizá aceptaría una pregunta como “y qué crees que sea?” Para poder seguir hablando. Quiza eso me falta para concretar la imagen de esto que pasa y no sé qué es; Que me escuchen, mas no existe alguien que merezca esa confianza. Ni tampoco alguien que quiera ser oídos.
Tengo pena, quiero ser acurrucada, apoyada. Estar en el otro lado. Ese que ocupa mi hija en mis brazos cada día. Que me aplasten con un abrazo gigante. Sentir el peso real sobre mi cuerpo demostrandome que puedo confiar, que no le molesta ocupar ese tiempo.
Ni esto siento que sirvió realemente.
Escribir solo ayudo a sentirme más sola de lo que uno realmente está.

I wrong

Soy buena para alegar, si. Porque me gusta que la gente cumpla con lo que dice. Del dicho al hecho hay mucho trecho? Pues es verdad, es una realidad.
Me siento pava cuando empiezo a creer lo que alguien dice puede ser verdad, cuando me emociono y cuando espero a que se cumpla con ojos brillantes. Mas no siempre pasa.
Sin embargo, otras veces atornillo todo en mi cabeza y corazón como se debe y (no) espero… tranquila a que pase lo que dijeron que harían. En esos casos no me desilusiono, no me cuestiono a mi misma ni al otro. Porque tuve claro de un principio que aunque alguien diga que hará algo, solo depende de esa persona a que se cumpla, yo solo puedo ayudar.

Mi problema en estos momentos va a otro lado, el lado que creyó todo lo que dijeron porque lo hacían. Porqué no creer en la palabra de alguien que la cumple? No me siento tan pava en haber asegurado su palabra en mi, pues lo demostró.
Pero y si no fue así? Porqué ahora, después de todo, tengo que saber que caí? Ya no puedo quedarme con los bonitos recuerdos porque todo se tacha con “t la kreiste wey xd”

Hay algo que me dio aún sabiendo ahora que no era completamente verdad, me dejó cierta tranquilidad en mi misma, hizo que me encariñara con aquel envase de inseguridad, con mi rol de mujer que tan frágil se encontraba.

No me arrepiento de nada, porque uno crece con cada experiencia. Me siento mas segura de mi pensamiento, de mi ideología y mis ideas previas de las personas que voy conociendo.
Me gusta y agradezco no encariñarme twn rápido, agradezco ser lo suficientemente fría como para escribir lo que me pasa y luego dejar de pensar en eso. Gracias a una persona en particular que siempre me dijo que no sacaba nada dando tantas vueltas a cosas en mi cabeza.
De todos se aprende algo. Y si no se aprende, se revisa lo aprendido para asegurar la internalización del aprendizaje.

No revisaré si escribí bien, porque como dije: ya se escribió, ya pasó.

Él era la mirada más tierna que veré en mucho tiempo. Temí ver en esos ojos aquellos que tanto daño causaron, pero no, él así no era.
Dos luces hermosas que con su brillo hasta el fondo me pueden enamorar.
Llegó a mi vida con una velita en la oscuridad. Iluminando de a poco cada paso que daba. Dudas y miedos pasaban ante mi en la oscuridad, pero esa velita los ahuyentaba sin pausar.
Pasito a pasito caminaba conmigo, no de la mano, pero si cerquita. Aceptando mis incertidumbres y ayudandome a borrarlas una por una.
No soy capaz de entender qué es lo que él vio en mi. No soy capaz de entender qué puedo entregar. Eso me hace creer en que razón tengo para pensar que él es feliz sin mi.
Como el decía; cada pequeño sacrificio vale la pena.
Como yo espero que este valga aún más.
Lo quería para mi, mas nada puede ser, el error ya lo cometí.

Mg

Me encantaba cuando él da una opinión sin denigrar la contraria. Admiro cuando utiliza expresiones como “y si piensas de esta manera:…” O cuando decía “no crees que pueda ser…”.
En mi mente siempre he tenido las ganas de utilizar esas expresiones para dar a conocer mi opinión, pero a veces me siento atacada y emerge la necesidad de desmerecer la opinion del otro tratandola de “estúpido, imbécil” o groserías de distinto calibre, en orden de sobreponer mi creencia a la otra. Sigue leyendo

Nostalgia

Buscando fotos de mi hija para poner de adorno en su cumpleaños, encontré varias de ella con su padre. Bonitos recuerdos, bonitos.
Cuando pienso en ese tiempo, siempre lo recuerdo como lo que fuimos en pareja: un asco. Y por tanto, prefiero no seguir recordando, porque momentos felices no hay. Sin embargo, viendo estas fotos no pude evitar recordar aquellas mañanas en las que le pasaba a mi hija y yo dormia una hora más de guata sola en la cama, o cuando él la tenía para que yo me bañara, fuese al gimnasio, hiciera comida…
Como padre él fue bastante bueno esos primeros meses. Fue bueno.
Me pregunté si tendría que borrar esas fotos, pues él ya no existe para mi hija de manera sentimental ni fisica, pero en menos de dos segundos llegué a la conclusión de que no, no debía hacerlo, tampoco quería. Mi hija si disfrutó a su papá, y lo disfrutó bien mientras él quiso.

Quizá como será cuando ella esté grande, quizá el aparezca nuevamente y sea un padre que de buenos consejos de la vida, quizá sea seco en el ramo que le cueste a mi hija, quizá él le enseñe a andar en bicicleta… O quizá no lo vea hasta un par de decadas más, si ella decide buscarlo…

Por lo menos amor y apoyo a mi hija no le va a faltar gracias a mi familia y a mi.